Entre generaciones. Los abuelos maternos.

Sacudí la cabeza, comencé a temblar, tenia frío. Como en la sala de espera de un hospital, aquí a veces también es necesario encontrar algún pasatiempo. Esperar induce a pensar, lo cual, según mi experiencia, no es en la mayoría de los casos conveniente. Sentada en silencio, preocupada por mi madre, observo aquel árbol fuerte…

Continue Reading

La Guajira. El mar del desierto.

Aparte de la ropa vomitada, el pelo oliendo a carbón, la piel salada y los ojos aguados, Aurora se cago y se cago por toda parte, sentada en el bus, la silla quedo untada. El bus arranco, y entre frenazo y frenazo saliendo de la ciudad me faltaban manos para poner en orden este caos.…

Continue Reading

Santamarta. Magdalena. Colombia.

Mi corazón latía fuerte, esta vez no porque nuestro viaja continuaba en la ciudad más antigua de Colombia y la segunda de Sudamérica, si no porque nos reencontraríamos con la abuela y el abuelo. Felicidad y seguramente algo de descanso. Dos de la tarde llegada a Santa Marta. Entrada a nuestro apartamento, el cual llamaríamos…

Continue Reading

Viajar sola con mis hijas

Viajar sola con mis hijas me da poder. Me hace sentir todo con mayor intensidad.  Esta vez nos fuimos para el sur de Alemania, paramos en Bamberg y seguimos para Erlangen, por fin sur de Alemania, espere tanto como espere por conocer Polonia llevaba meses planeando una semana en el sur y nada que lo…

Continue Reading

Callejones de Quedlinburg

Que lugar de sueños, tal cual parecía el pueblito de la cenicienta, de rapunzel o de cualquiera de esas historias, en las cuales las calles son empedradas, las casas son de madera y piedra, las calles son laberintos y todo parece magia.  Esta es una ciudad medieval de cuento, puro cuento, cuando empezamos a caminar,…

Continue Reading

Torta de banano y bocadillo

Torta de banano!!, ahora muy famosa en la capital alemana, la encuentras en la mayoría de los cafes hit de la ciudad, pero el tal “banana bread” no tiene comparación alguna con la torta de banano colombiana. Recuerdo que cuando en la planta de banano de nuestro jardín trasero de la casa en Pampalinda se asomaba…

Continue Reading