¿Cuál es la lengua de preferencia entre hermanos? ¿Puede llegar a ser la lengua minoritaria?

Estas vacaciones del 2021, o mejor hablemos de los últimos 6 meses, por que entre escuelas cerradas y pandemia, no se si llevan mis hijos vacaciones continuas o si más bien no hemos parado de estudiar. 

Desde hace cuatro años y medio analizo la comunicación entre mis dos hijas. Y desde hace dos años y medio lo hago analizando la comunicación entre los tres (soy de las de papel y lápiz, y anoto todo lo relacionado a el desarrollo del trilingüismo simultáneo).  Para recordar que vivimos en Alemania, sin embargo en casa se habla español e italiano, con mayor uso del italiano en familia. Para poner mayor contexto, mamá es especialista en crianza bilingüe, tanto mamá como papá dominan las lenguas a las que los niños son expuestos.

Hoy en este articulo quiero recordarte un par de cosas, ofrecerte consejos y sobre todo poner en contexto como nuestras actitudes de adultos frente al bi/multilingüismo de nuestros hijos tienen repercusiones.

Para ello es importante recordar que cada ser humano desarrollará unos patrones lingüísticos de socialización a lo largo de sus vida, tener presente que no debemos imponer una lengua entre hermanos y que la recomendación es dejarlos a ellos encontrar y decidir su lengua de preferencia para comunicar con sus hermanos.

Sin embrago, si podemos aplicar estrategias qué direccionen o redireccionen un patrón desde muy pequeños, incluso desde su relación con su hermano en la barriga. Los hermanos mayores juegan un rol muy importante el desarrollo del lenguaje de los hermanos menores sean en la lengua local o sea en la lengua minoritaria. 

Algunas de ellas:

  • Conexión desde el embarazo. Hablar de las lenguas usadas en la familia desde que el mayor espera el hermano menor. Lo cual nos permitirá llegar a un acuerdo con papá y hermano mayor de que lengua vamos a usar para comunicarnos con el bebé. Si son mayores te sorprenderás de las conclusiones que sacaran al darse cuenta de las pocas personas que representan la lengua minoritaria, y ellos mismo tomarán un rol. Por eso la siguiente estrategia que te comparto.
  • Dar responsabilidad. No tengas miedo si tu hijo mayor tan solo dice pocas frases o si mezcla las lenguas continuamente. Aun así puede ser representante de la lengua minoritaria, apoya su intención.
  • Lengua minoritaria en casa. A lo mejor es el momento de repensar la política lingüística familiar usada en casa. Las familias que usan lengua minoritaria en casa tienen mayores probabilidades de mantener la lengua minoritaria como lengua entre hermanos, aunque por supuesto puede suceder tambien que prefieran su lengua dominante (en la mayoría de los casos la lengua local).  
  • Pídele ayuda (dependiendo de la edad vamos a tener una respuesta). Inténtalo, a los niños les encanta ayudar, les gusta mucho sentirse útiles, y esta forma les estamos dando un espacio inmenso para pertenecer. Hablale con sinceridad de tus expectativas, cuando están pequeños o uno de los dos hermanos aún no ha iniciado la escolarización  es más sencillo lograr cooperación por parte de ellos. El reto más grande viene cuando los dos están en edad escolar. 

Hoy les cuento un poco sobre esto y lo que vivimos estos días de inmersión italiana, viviendo en Alemania. La lengua de preferencia entre mis hijos es TODAVÍA (esto puede cambiar) el español. 

En este último periodo (2 años) aunque vivimos en Alemania y nuestra lengua familiar es el italiano, hay algunos factores que permitieron que se desarrollará de esta manera: 

  • Hemos tenido mucho input en español, los motivos principales que han llevado a esto ha sido la  pandemia, la inmersión al español en Colombia y los conocimientos que aplica mamá (lingüística y crianza respetuosa).

Dos cosas que he notado:

→ Nuestros hijos siguen nuestro modelo. Y poco a poco podemos darles responsabilidad en el uso de la lengua minoritaria.

Tanto papá como mamá así estemos en un ambiente monolingüe en otra lengua diferente a la nuestra, cuando nos comunicamos exclusivamente con ellos lo hacemos en nuestra lengua materna. Es decir si mamá está en la mesa con familia italiana, habla italiano para todos, pero si le tengo que recordar a mi hija que se “lave las manos” a mi hija, se lo digo en español. Igual hace mi pareja, si estamos haciendo un juego con familias latinas habla en español, pero si le debe explicar directamente a nuestros hijos una regla del juego, lo hace en italiano. 

Y en estos días eso ha sucedido. A pesar que hablaron todo el tiempo mis hijos en italiano con sus primos, entre ellos se comunicaban en español. 

Han seguido nuestro modelo.

→ Han desarrollo responsabilidad por mantener la lengua. No solo la mayor, también los más pequeños. 

Entre ellos se corrigen e incluso se preguntan si así está bien o se ríen cuando se inventan una palabra. Y esto también ha sido ejemplo desde casa.

→ El interés de la sociedad por saber lo que se dicen entre ellos, o tan solo cuando alguien que no habla la lengua y les dedica atención y los mira con curiosidad, ha generado en ellos una sensación de “poder”, de orgullo, de distinción en su lengua minoritaria. Se han sentido admirados. 

Por lo general la comunicación entre hermanos se da de preferentemente la lengua dominante. Vamos, digamos que eso es lo natural. Lo más importante es el rol de nosotros como adultos, seguir en nuestra decisión de transmitir nuestra lengua de herencia (lengua minoritaria o lengua meta). 

→ Tu adulto no desistas a pesar de la lengua que escojan tus hijos hablar entre ellos. 
→ Tu rol como padre representante de esa lengua sigue teniendo el rol más valioso de todos.

Con cariño,

Laura

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *