Cinco ventajas de las vacaciones para activar una lengua pasiva

Es hora de empezar a ver las vacaciones como un excelente momento para pasar de un bilingüismo pasivo a un bilingüismo activo en nuestros hijos. Pensamos que necesitamos solo de una educación formal para logarlo y nos olvidamos que la mejor manera de activarlo los ofrecen los momentos naturales, sin presiones y sin ansiedad. 

Que mejor que las vacaciones como momento para dedicar a la lengua pasiva de nuestros hijos. 

Te comparto hoy cinco razonas por las que este tiempo es de gran importancia para el desarrollo lingüístico de nuestros hijos.

1. Actitud receptiva

Antes que nada, tener muy en cuenta que para activar una lengua, hay que adoptar una actitud más receptiva con los pequeños. Sólo el interés y la identificación del por que se esta presentado esta situación nos permitirán la activación de la lengua.  Los días de descanso son momentos en los que estamos como padres mas dispuestos y disponibles para compartir e identificar las necesidades de nuestros hijos.

2. Tiempo de calidad

Las vacaciones están llenas de momentos especiales y únicos que vivimos, compartimos y disfrutamos con nuestros hijos. Esos momentos influyen de manera positiva en los niños, impactando sus sentimientos, emociones, pensamientos, incluso su autoestima y la valoración propia.

Ahora fuera de las preocupaciones de adultos, podemos dedicar momentos especiales para hablar con ellos de lo que vemos y de lo que estamos sintiendo, en la lengua pasiva, incluso podemos crear espacios donde la confianza prime y nuestro hijo logre expresar el por que de las dificultades en esa lengua que entiende pero no usa de manera oral.

3. Inmersión total

La posibilidad de visitar un país que represente la lengua pasiva, y tener la oportunidad de compartir la lengua minoritaria de la familia como la lengua local del país en el que nos encontramos ayudará a nuestros hijos a darle sentido al uso de la lengua, a entender que va más allá de su casa o del padre que la representa.

Incluso la posibilidad de visitar un país con otra lengua es ya una ventaja para crear diálogos sobre la realidad lingüística del mundo que nos rodea y hablar del poder y la oportunidad que tenemos como familia al compartir experiencias en más de una lengua.

4. Cambio de contexto

La mayoría de las veces durante las vacaciones cambiamos el contexto en el que nos encontramos y este cambio de ambiente puede intervenir en el cambio de prioridades de nuestros hijos y de nosotros como adultos.

Esto nos ayudará a nosotros adultos y a los niños a realizar un cambio en la rutina y de esta forma podemos incorporar de manera más amigable una nueva estrategia lingüística que favorezca la activación de una lengua.

5. Las visitas

La visita de un primo, visitar a los abuelos, los días con amigos, incluso las tardes con familias monolingües. Contacto con personas que no tenemos oportunidad de ver frecuentemente, son la oportunidad de activación de una lengua al estar en un ambiente monolingüe en muchas ocaciones o en un cambio de contexto.

 

Este articulo ha sido compartido con ustedes con mucho cariño, exponiendo en el cinco puntos claves que logrado detectar durante dos años de trabajo con familias hispanohablantes por el mundo en la transferencia de la lengua de herencia y el uso activo de la misma.

Hasta la próxima, 

Laura Gutiérrez

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *