¿Cómo es el proceso bilingüe en los niños?

Hay una serie de peguntas que rondan en nuestra cabeza durante la crianza bilingüe. Hoy te quiero dar respuesta a una de ellas.
¿Cómo es el proceso bilingüe en los niños? El proceso de crianza bilingüe inicia desde la gestación, los bebés desde el vientre materno ya puede reconocer los idiomas viene incluso desde antes de nacer, por los fonemas y el ritmo que caracteriza a que lengua; a partir del nacimiento, los bebés pueden distinguir un sonido que no corresponde a su idioma nativo.

Ahora bien más adelante nos preguntamos ¿por qué si papá le ha hablado siempre en italiano parece no entender muy poco?, ¿por qué sus primeras palabras fueron en español y seis meses después expresa mucho más en inglés?, ¿por qué hace un año mi hijo de seis años tenia mayor vocabulario en alemán y en solo dos meses parece ser que su español es su idioma dominante.

Esto es normal en el proceso bilingüe tanto en los adultos como en los niños, el bilingüismo no es constante, no van en linea recta, ni siempre va avanzando; en el bilingüismo hay pausas, hay saltos grandes hacia adelante y también pueden darse hacia atrás, y esto ocurrirá por siempre.

Por ello es importante que en el proceso respetemos los periodos de silencio, que aceptemos olvidar algunas palabras, es importante que lo disfrutemos, que nos adaptemos e identifiquemos esos cambios para poder aportar un equilibrio, teniendo en cuenta que a lo largo de toda la vida nuestro idioma dominante siempre puede variar.

El adquisición o el aprendizaje de varios idiomas implica un largo camino a recorrer con altos y bajos, pausas y avances.

Durante el proceso de crianza bilingüe es importante aceptar que el desarrollo en todos los idiomas a los que el niño esta expuesto no será igual, es decir no es real poseer el mismo vocabulario en español y en inglés, tampoco es real asumir que por que el niño domina cierta gramática en español domina la misma gramática en inglés.
Es normal que el niño pueda expresarse en pasado en un idioma pero no lo logre en el otro, o que conozca los animales de la granja en español y solo se sepa los del mar en inglés. Este punto es normal en el proceso y lo real es que adquieran el vocabulario, la gramática y las expresiones dependiendo de las experiencias, emociones y sentimientos que han vivenciado.
Por tanto al valorar el desarrollo del lenguaje de nuestros hijos no debemos olvidar que estamos evaluando un momento y periodo de tiempo determinado, lo que realmente cuenta no es lo que nuestros hijos puedan expresar o comprender ahora, sino lo que estamos sembrando ahora para el desarrollo del idioma a futuro.

El proceso de crianza bilingüe se ve por tanto influenciado por factores familiares y sociales, pero también por factores personales y a este desarrollo le sumamos las competencias interculturales que se van adquiriendo en el camino, competencias fuertemente unidas a los idiomas a los que se esta expuesto.

Aquí te comparto un ejemplo personal de como ha sido el proceso de bilingüismo los primero ocho meses del año 2020 (pandemia).

5/5

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *