Reciclar crayones

Reciclar Crayolas
Reciclar Crayolas

Me di cuenta que teníamos que hacer algo con las “sobras” de las crayolas cuando a diario mi hijo de un año aparecía con un trozo en la boca.
Así que con mis dos hijas mayores nos pusimos a la tarea de buscar por toda la casa trozos de crayolas, encontramos debajo de la cama, entre las medias, por todos los escritorios y en todas las cartucheras.

Y este fue el mini proyecto que hicimos:
1. Precalentamos el horno a 100 grados centígrados. En realidad no prendo jamás el horno por tampoco tiempo, si creen en lo mismo, pues ten listos los trozos para un día que hornees comida y después con el calor que queda aprovechas para esta actividad.
2. Separamos las crayolas por colores o puedes realizar un gran arcoíris.
3. Las que todavía estaban un poco grandes, las cortamos en trozos más pequeños.
4. Rociamos moldes de muffins con un poco de aceite y los rellenamos con los colores deseados.
5. Los situamos en una bandeja e introducimos al horno por tan solo 10 minutos (también depende de la calidad de las crayolas).
6. Cuando estén derretidas por completo, retiramos del horno y dejamos enfriar.
7. Y olé!!! Las desmóldamos y listas para pintar.
Nosotros escogimos un molde que se adaptaba ergonomicamente al más pequeño de la casa, pero en teoría funciona el molde que tengas en casa.

Ahora es tiempo de diversión y no olviden que acabamos de dar a nuestros pequeños una lección de vida, lo viejo puede todavía funcionar, lo que pensamos que ya no sirve puede llegar a tener una excelente función, los desperdicios los podemos reciclar, recuperar materiales para volver a utilizarlos si es posible.​

Reciclar Crayolas

Con cariño,
La Familia Fettuccini

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *