Einschulung/Nuestro primer día de Colegio en Alemania

La mayoría de los niños esperan ir a la escuela. ¿Les suena?, por un momento los hace sentir mayores, seguro ya lo has visto o lo has notado una y otra vez. Y sin embargo la escuela suele ser tan diferente del jardín de infantes, y aquí en Alemania les cuento que el cambio es bastante grande. ¿Debido a qué? Pues lo que sucede en un corto resumen es que el sistema educativo alemán arranca a los seis años por tanto en las guarderías alemanas los niños se dedican a jugar y hacer actividades recreativas como cantar, pintar, saltar y dibujar, ya que al fin y al cabo son sólo niños, no hay puestos asignados, no hay tablero con tiza ni maestra con regla que valga. En las guarderías alemanas los niños tampoco son divididos por edad o grados, normalmente sólo se dividen en grupos de 15 niños promedio, donde habrá niños de todas las edades.

Cumplidos los seis años el niño esta apto para iniciar la escuela, donde hay pupitres con puestos asignados, cartuchera y material de estudio. Hay mucho a lo que tienen que acostumbrarse.

El inicio de la escuela es sin duda un paso importante para los más pequeños y también un reto para los más grandes. Y posiblemente el uso del español se merme en casa.

Muchos niños y adultos nuevos, nuevos espacios, un nuevo sistema, nuevos métodos, nuevos horarios, hay muchas cosas que aprender y en las que necesitas concentrarte, más aún si no es tu país ni el de tu pareja, el trabajo es literalmente el doble y el triple de concentración. No es tan fácil a veces. Sin embargo, te ríes cuando finalmente tu hijo escribe los nombres de la familia  y lee pequeñas historias. Y cuando más adelante aprende a calcular, dibujar, hacer música y mucho más.

Ahora les contare cómo hay que prepararse en Alemania para el primer día de clases. 

Algunos niños están inseguros y nerviosos cuando piensan en el primer día de clases. Pero este miedo puede ser al menos parcialmente hasta que se encuentran deferente al escenario. Lo que ciertamente también es muy emocionante. La mejor manera de averiguar en qué se basan los miedos y luego comenzar a eliminarlos uno tras otro.

Hay cosas que se pueden hacer de „pre“, antes de que llegue el gran día, aquí te propongo unas:
1. Visitar la escuela en familia, hacerse una idea de cómo será el primer día y dónde recibirá toda la información.
  2. Realizar un dibujo de la escuela o de los materiales que se van a usar la escuela a diario.
3. También hay libros útiles en los que el primer día de clases de manera ilustrada se muestra a manera de historia entretenida cómo se desarrolla el primer gran día.
4. La que más me gusta a mí y a mi hija mayor es „la anécdota“.  Funciona muy bien y es muy simple, le muestro una foto mía del archivo de mis días de colegio, y paralelo a ello le cuento como recuerdo yo ese primer día, como la memoria falla mucho, puedes apoyarte en los abuelos para que le cuenten a sus nietos como fue el primer día de colegio de papá. 
Estas son muy buenas y sencillas maneras de resolver los miedos, las inquietudes y  preguntas que surgen, para que puedan ser respondidas de inmediato.

La mochila o el primer maletín

Es un tema bastante común en este país, todos sueles llevar el mismo estilo de maletín. Que aparte, el precio se eleva a por los cielos. La mochila escolar es una pieza especial codiciada por abuelos y niños. El maletín escolar  debe adaptarse al niño y tener una forma ergonómica para no cargar demasiado la espalda del niño, recordemos que en Alemania la mayoría de ellos van a la escuela caminando o en bicicleta. De este tipo de maleta, que parece un pequeño cajón, se puede elegir un diseño que coincida con el carácter del niño, los hay de todos los colores.  Digamos que es un gran tema en el que la tradición alemana se basa para motivar al pequeño.

Schultüte o Zuckertüte

Lo que más nos ha gustado de todo esto ha sido por supuesto, „el cono“, „Die Schultüte“, ese es el que pueden ver en las fotos que en nuestro caso lo hicimos en forma de cola de sirena, pero con el nombre que les deje ahi arriba pueden encontrar un enorme paquete de diseños en Pinterest o tan solo googleando.  Además de llenarlo de dulces, también se puede poner otras cosas para la escuela en sí o más saludables. Los juegos pequeños (de aprendizaje) también pueden ser regalos adecuados para rellenar este singular detalle.
Si hay hermanos menores en el hogar, no deben olvidarse en este gran momento. Se recomienda preparar un cono pequeño con algunos detalles, no solo para evitar los celos, sino para que el mayor sienta más cercanía departe de sus seres queridos.

En los países de lengua alemana es costumbre que los padres se lo entreguen a sus hijos en el primer día de colegio. La tradición se remonta al siglo XIX en las regiones de Turingia y Sajonia. De ahí pasó en la década de 1830 a las ciudades más pobladas del este de Alemania, entre ellas Dresde y Leipzig, mientras que en el resto del país no llego hasta comienzos del siglo XX.

Fue lo mas simbólico y conmovedor de todo el día, fue donde me sudaron las manos y sentí que estaba entregando a mi hija las llaves de la casa, fue un día lleno de magia, porque cargamos todos una cola de sirena, subimos a la tarima, recibimos muchos aplausos, comimos paletas de arcoíris y terminamos mirando los cinco el cielo azul y después la estrellas. Porque nos lo preguntamos constantemente, a veces nos preguntamos cómo serán en 10 años, que tal en 20. Tratamos de imaginarlos.
Si mantendrán aquella simpática mirada, si tendrán el idéntico color de pelo, si Aurora le dará un arañazo y después la abrazará con un indiscutible amor. Si se comerán un contenedor gigante de yogur a turnos y con la misma cuchara, si al pronunciar la “r” les vibrará por fin la lengua. Si continuarán a ir a la universidad en bicicleta, después en jeans y camiseta, abriendo la puerta de casa, diciendo . Me preguntó si me quedaré el sábado en la noche despierta hasta el momento del regreso, si por las mañanas se pelearan quién entra primero al baño, al menos no tendrán que discutir porque se ha acabado el agua caliente (como en mis tiempo). Si recordarán este gran día, si tendrán presente cuánto eran pequeños que mamá y papá los cargaban en la espalda todo un día, si con el olor de lavanda querrán abrazar a mamá y si cuando sientan frío querrán correr a los brazos de papá. Porque cada tanto nos los imagínanos. Y entendemos que cada minuto del presente no lo tenemos que vivir con toda la magia posible, no perderle el encanto del ahora y disfrutar de lo reciente.

Después de exponer aquí mis sentimientos hacia esta etapa que mi primera hija inicia, les dejo un pequeño resumen de aquel primer día de escuela:
Se realiza normalmente un sábado, todo la familia asiste al auditorio, los estudiantes de grados mayores preparan canciones, obras de teatro, etc, con la intención de dar la bienvenida, posterior a ello llaman a los pequeños uno a uno al palco y se retiran con su maestra por los primeros 30 minutos de clase. Los padres y familiares los reciben a la salida, entregándoles su cono, que abrirán en el momento de llegar a casa o al lugar donde se realice la celebración posterior. Normalmente se realiza un almuerzo con la familia y amigos cercanos. 

Para momentos así a veces faltan las palabras correctas para expresar adecuadamente los sentimientos. Creo que una imagen a menudo dice más de 1000 palabras. Porque sobre todo estas, las imágenes familiares, con sonrisas al aire y con los puños apretados son particularmente efectivas para transmitir y revivir en un par de décadas lo que en ese momento se albergo. 
Con cariño,
Laura & co.


Un pequeño resumen en imágenes de como he construido el cono en forma de cola de sirena ;).

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *