13 Concejos para viajar embarazada

Viajar en embarazo, si pero que significa eso? 

Es lo mismo ser viajero o turistear, pero en que condiciones, donde, cuando, a que ritmo, con que presupuesto??. Todos adaptamos los viajes a las circunstancias y esta no debe ser la excepción. La baraja es muy grande. 

Así que les contaré mi experiencia y los consejos son desacuerdo a lo que yo he vivido viajando en tres embarazos. 

Para empezar viajar no significa tomar avión, sin embargo lo incluyo en la lista por que la mayoría de mis viajes incluyen este medio de transporte. Sin embargo el que más recomiendo es el tren y el que menos el carro o el bus. En barco (no hablo de crucero, al fin acabo eso es como estar en tierra firme, hablo de un barco a vela de solo 30 pasajeros), pase 6 días de un embarazo, todo depende de como estas de nauseas y mareos, para mi llego a ser una grata experiencia. 

En general hablando de medio de transportes he tomado avión, carro, bus, tren, barco, he realizado largas caminatas, por senderos planos y por montaña entre la nieve, hasta he subido en teleférico y bajado en trineo. Y a veces digo: uao! Que locuras he hecho, creo que la llegada a los treinta me esta pegando. Como me pegué tremendos viajes con tremenda barriga, o con los esperados síntomas, que de viaje desaparecen en su mayoría, pero la verdad yo era más feliz andando por terrenos desconocidos, comiendo diferente y viendo el andar de la gente de otras tierras. 

Ahora hablando de comida, un gran temor para mamás primerizas, he llegado a comer callejero en Indonesia y en Colombia, callejero callejero, no callejero gourmet, de los que lavan el plato y los cubiertos en el mismo balde de agua durante toda la jornada. 

Por las vacunas, el riesgo más grande que llegue a tomar fue no vacunarme contra la malaria para estar en islas lejanas en indonesia, los riesgos con la vacuna me parecieron más grandes que las condiciones en las que me iba a encontrar por solo tres días, y al aparecer los síntomas en caso de contraerla ya iba a estar de nuevo en Europa, no más de viaje con mochila, así que de esa vacuna pase y tome el riesgo, pero conociéndolo. Tome el riesgo pero estando informada por una entidad certificada y ahí mismo recibiendo la información de que hacer en caso a los 10 días sintiera síntomas. Con decirles que me dio varicela en mi segundo embarazo, estando en casa, en Berlín.

Hoy quiero animarte a si eres viajera no pensar que por estar viviendo la hermosa experiencia de un embarazo tus viajes deben llegar a su fin, y si no lo eres pues aprovecha por que con bebés de pronto tampoco te convertirás. 

En que etapa del embarazo es mejor, recomienda viajar en el segundo trimestre del embarazo o hasta principios del tercero ya que muchas de las molestias iniciales del embarazo ya han desaparecido y te sientes de nuevo en forma. Esta es la regla general, dice que a partir de la semana 13 inician a disminuir las molestias, y después de la semana 36 la mayoría de aerolíneas no te permiten subir al avión, y seguramente tu ginecólogo después de la semana 34 no te recomendará ir muy lejos por mucho tiempo. 

Por eso para hoy tengo 13 Concejos para viajar embarazada. 

1. Seguro de viaje, esto no te puede faltar si vas al exterior. En mi caso necesité utilizarlo, necesite hacer cirugía y estar hospitalizada durante el embarazo en Asia. Y sin el seguro hubiese enloquecido, los tratamientos se hubieran demorado y la atención no hubiese sido la misma.

2. Solo tu conoces tu cuerpo y sabes cual es tu ritmo diario, no pretendas escalar colinas si no lo has hecho ni a tus veinte pues ahora mucho menos con treinta más panza. Trata de llevar en las vacaciones máximo el ritmo que ya llevas en tu vida cotidiana. 

3. Es importante que tengas claro que habrán muchas actividades que estarán desaconsejadas (no prohibidas) para embarazadas. Por ejemplo algunos parques de diversiones, tours muy largos, visitas a cenotes, actividades acuáticas como snorkel o deportes extremos, montar a caballo, saunas y spa. Así que es importante que tengas un plan B en cada ciudad o que verifiques antes. 

4. Si viajas al exterior, no te preocupes el idioma no es un impedimento para entenderse perfectamente con los nativos. Ten claro que podrías necesitar ayuda en una emergencia. Piensa que el parto podría adelantarse. Pero no es motivo de entrar en pánico. Tampoco es motivo de pánico comer algo y después darte cuenta que no debiste haberlo ni probado, recomiendo siempre mantener la calma y no alarmar tu mente si tu cuerpo todavía no se ha manifestado.

5. Lleva contigo siempre agua y algo que comas a gusto cuando tengas hambre, suele suceder que lo que ofrecen en ese momento no te apetece. Así que no olvides nunca tu snack. 

6. En tu bolso de mano lleva ropa cómoda por si te toca cambiarte, en especial ropa interior porque con el tiempo iniciaras a tener un poco de perdida de orina con cualquier carcajada.

En el caso de viajar en avión:

7. No te preocupes. No pasa nada por pasar por debajo del arco detector de metales, no es perjudicial ni para la madre ni para el feto.

8. Lo ideal sería sentarse en los asientos del pasillo, para poder levantarse cada media hora aproximadamente y caminar un poco por el pasillo para activar la circulación. Por tanto llevar siempre ropa cómoda y holgada, zapatos planos y en caso de tener varices, medias de descanso, en caso de viajes muy largos las media indicadas para prevenir trombosis.

9. Lleva tu propia botella para el agua, si, si la puedes pasar por los controles, en muchos te la harán vaciar pero también en la mayoría de aeropuertos encuentras agua potable en la llave, claro también la puedes comprar en los aeropuertos, pero a la mayoría llegas sin la moneda local y en muchos solo puedes pagar con efectivo.

10. Lleva varias copias de los informes de tu ginecólogo y estos deben especificar muy puntual: edad gestacional (semanas de embarazo), teléfono del ginecólogo, resultados de exámenes e indicar si se toma algún medicamento. 

Si viajas en coche:

11. Para mínimo cada 2 horas para estirar las piernas y tomar aire fresco, además de estirar las lumbares, una zona delicada durante el embarazo.

12. Siéntate en el asiento del copiloto para tener más espacio y poder estirar las piernas, no desactives el airbag basta con mover la silla un poco más hacia atrás. 

13. Por último estar en embarazo es sinónimo de bienestar, por ello a disfrutar de esta etapa como si no estuvieran embarazadas. Es una bonita e intensa etapa de la vida que cuanto más se asemeja a tu vida normal y habitual, más gratificante será.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *