Kassel, Documenta 14

Viajar en tren no será nunca igual a viajar en otro medio de transporte. De nuevo empacamos y salimos de jueves a domingo para una ciudad a orillas del rio Fulda, en la región de Hessen, a 380 kilómetros de Berlin, a 9435 kilómetros de Cali y a 900 kilómetros de Turin, esa mañana nos encontrábamos de nuevo en la estación central de trenes (porque como nos encanta) después de tres horas de viajar en ICE, llegamos a Kassel.  No llegamos a ella por que “hay que bella, vamos a conocerla”, no llegamos a ella por recomendación, tampoco por admiración. Llegamos a Kassel porque en Kassel esta documenta, documenta 14.

Documenta 14 es la mayor muestra mundial del arte contemporáneo,  realizada cada cinco años en Kassel, las obras expuestas son inspiradoras y hablan de la actualidad, de la sociedad. Es una de las exposiciones de arte contemporáneo más importantes del mundo. Desde 1955 se lleva a cabo cada cinco años (en un principio, cada cuatro años) en Kassel, Alemania y dura 100 días. Este a hizo presencia en dos ciudades Kassel y Atenas. Como no venir a vivir esta experiencia, decidimos arriesgarnos y vivir 3 días de documenta con hijas. Exactamente por eso decidimos quedarnos 3 días. Cuando viajamos con niños o salimos de ocio con ellos, sacrificamos nuestras preferencias de adultos para que los más pequeños se lo pasen lo mejor posible. Esta vez este no era el plan.

DSC_4695

DSC_4697

Aunque Pier sudaba frío con la idea de pasar dos días entre museos y exposiciones, a mi no se me venia a la cabeza la idea de que iba a tener que estar corriendo detrás de Lucía que quería tocarlo todo. No cumplimos la tres claves que recomiendan para visitar museos con niños, el tema de documenta no era de su interés, nada se podía tocar (excepto el partenón de los libros), no se siguió el ritmo de ellas. Sin embargo visitar documenta con las peques valió la pena, vimos lo suficiente y hasta tiempo para visitar puntos de interés de la ciudad nos basto. Hablarle a Lucía el objetivo de nuestra visita a Kassel ayudo a que ella entendiera que no era un finde de carruseles y montañas rusas, comentarle las reglas de los museos es un buen comienzo para un buen comportamiento.

Cuando me preguntan como hacen?? Como van con las dos pequeñas a museos?? No, no damos tips visitar museos, exposiciones o galerías por que no somos buenos en eso, para nosotros esta claro que es una cosa que se hace muy esporádica y que simplemente ellas se tienen que acoger a la que también es diversión para mamá y papá. Es normal que cuando se cansen traten de distraerse, o les cueste mucho estarse quietos y en silencio. Pero es normal son niños y si fuera problema para el museo pues bastaba colocar en la entrada “solo para mayores de 12 años”. Así fue como Lucía corrió, cantó y hasta monto en monopatín por una de las exposiciones. En cuenta a Documenta un 7 de 10, lo mejor fue Neue Neue Galerie y Fridericianum. Aunque me alegro mucho ver obras colombianas en el Naturkundemuseum im Ottoneum. Otra cosa que nos permitió Documenta, fue la oportunidad de conocer Grimmwelt, el espectacular nuevo museo dedicado al mundo de los Hermanos Grimm, que edificio y que terraza.

Fuera de Documenta, Kassel cuenta con hermosisimos zonas para caminar, Orangerie, muy elegantes caminando por este jardín de estilo barroco, el Karlsaue, Wilhelmshöhe uno de los parques y zonas verdes más bellos de Europa, que tiene como símbolo Hércules.  Que sin duda fue una de las partes más divertidas en familia, en resumidas es una montaña repleta de jardines, de pequeña construcciones, de flores, de aromas, de riachuelos, todo ahí, a un costado de la ciudad. El lugar ideal para la foto perfecta de una pareja enamorada, lastima que mi marido tan cursi como yo no sea. Tanto así que este parque es fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dormimos un poco alejados del centro, pero el recorrido hasta ahí fue de muchos suspiros, no sabíamos para donde íbamos exactamente, no sabíamos con que tipo de hotel nos íbamos a encontrar. Cuando nos indicaron la parada. Dudamos en bajarnos. Y al bajarnos no sabíamos para donde caminar, día largo fue el que tuvimos y lo unico que esperábamos los 4 era encontrar una buena cama y darnos una larga ducha caliente. Si caliente, aunque fuera verano. Nunca nos habíamos topado con un hotel más alemán que ese. Con Biergarten incorporado. A la mañana siguiente, estábamos ahí, sentadas a la expectativa del día, esperando el bus que nos llevaría de regreso al centro de la ciudad.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *