Sobrevivientes al Síndrome de Hellp

Como muchos saben, yo sufrí Síndrome de Hellp cuando tuve a mi hija hace casi 4 años y como también muchos lo saben yo siempre he querido un segundo bebé, pero entre las aventuras que ya estábamos viviendo de irnos a otro país, el miedo, la indecisión y las altas probabilidades de que en un segundo embarazo volviera el síndrome de Hellp, se ha postergado dicha decisión por años. Aunque como pareja siempre tuvimos claro que lo volveríamos a intentar.

El síndrome de HELLP durante el embarazo y el posparto pueden ser traumáticos, experimente miedo, dolor, semanas en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), y llegar a complicaciones en mi propia salud, sin contar lo que fue cuidar a una bebe de 1 kilo y 600 gramos.  Lucía nació exactamente en la semana 33, durante todo el embarazo no hubo síntoma alguno de una preclampsia, fue un embarazo lleno de energía, hasta que un día mi abuela se encontraba en casa era el 25 de diciembre de 2012, medio día, planeando la salida a el salsodromo de la Feria de Cali, mi abuela controlaba su presión y de paso me senté a controlar la mía (a jugar con a maquinita q se inflaba y apretaba mi brazo) de repente esa maquinita marco 189/90, se me abrieron los ojos, volví a mirar, ese era el resultado, llame a un tío médico y me dijo “de inmediato vete para la clínica, tienes que ir a control”.  Un 25 de diciembre no hay nadie en las clínicas colombianas (al menos en esa) el piso para embarazadas parecía abandonado; una enfermera inicio a controlarme la presión y el resultado fue 211/91, empezó a llamar como loca la ginecóloga y en menos de 5 minutos ya tenia inyectado sulfato de magnesio y decía trate de tranquilizarse que puede convulsionar!!  Que?? Yo no entendía un carajo de lo que pasaba, aprendi sobre este cuento de la presión estando en embarazo, no tenia ni dolor de cabeza, ni dolor de estomago, ni contracciones, ni nada, yo lo que estaba era lista para ir al salsodromo; no fue así, mi cuerpo internamente se estaba muriendo y Lucía corría peligro, desde ese momento Pier y yo comprendimos que Lucía tenia que nacer, era la única solución para estabilizar mi cuerpo, me inyectaron algo para madurar los pulmones de Lucía, trataron de inducirme el parto, pero la gravedad de los resultados de los exámenes y mis crisis de presión alta, dieron poco tiempo, el 27 de diciembre entre a cirugía, Lucía nació por cesárea.  Los siguientes días fueron muy duros, mi hija en un piso en cuidados intensivos para prematuros y yo en otro para embarazadas, no me dejaban desconectarme a los aparatos y podía verla solo una hora en la mañana y una en la noche, lo que me hicieron después del parto fue torturarme. (ya vendrá ese post).

Al pensar en otro embarazo, se vienen dos preguntas muy importantes: Porque me paso a mi? Me volverá a suceder en un segundo embarazo? Increíble pero cierto, este síndrome es todavía desconocido, y no se sabe la causa exacta de su desarrollo. Las investigaciones aseguran que hay un riesgo de que se repita alrededor del 20%, no como me lo plantearon en Colombia cuando acababa de parir, lo que me repitieron en cada consulta fue “no puede tener más hijos, tiene la posibilidad del 90% que se repita” y para rematar preguntaban doctores especializados y enfermeras “Cuando se va a operar para no tener mas hijos??”, yo quedaba como en coma cuando tiraban este discurso al aire, menos mal nunca deje que sus opiniones influenciaran mi mente y mi deseo de otro embarazo, solo pensaba desorientada.. (porque no había leído nada hasta el momento del síndrome de Hellp) que dicen?? Tengo 23 años, una vida entera, como me ofrecen quitarme lo más sagrado que me ha dado la vida en mi cuerpo de mujer?. Juro que no entendía y aún sigo sin entender.

Tres años mas tarde decidimos arriesgarnos de nuevo, y ahora, casi cuatro años después, estamos afrontando otro embarazo, vamos en la semana 19, todos los que han oído nuestra historia preguntan: No tienes miedo de que suceda de nuevo? Claro que si, sentimos temor seguro bien adentro porque no hablamos mucho de ello, seguro que no pueda pasar no es, lo único seguro es que contamos con una ginecóloga que ve muy normal el hecho de tener otro embarazo después de un Hellp, una matrona que nos da una esperanza muy grande de que no va a volver a suceder (lo importante es que ellas no tienen miedo, así no nos contagian), un monitoreo más detallado y mucho más constante, a nuestro alrededor contamos con la familia que nos da el soporte emocional y espiritual,  y los más importante es que Pier y yo nos sentimos tranquilos. Porque eso si para cualquier mamá, si no estas tranquila y no piensas positivo, no vale, no lo intentes de nuevo.

Ayer vino a mi mente justamente si en realidad estaba segura de arriesgarme con otro embarazo? Pensé que realmente estoy muy agradecida con lo que tengo y con lo que hemos formado como familia, y también pensé si para mi hija era más importante tener una mamá que un [email protected], igual si para Pier era más importante tenerme a mi que otro hijo, y también pensé si para mi era realmente importante vivir esta situación. Me sentí egoísta, y en dos minutos respondí que si lo lograría y que lo lograría como otras madres lo han logrado con situaciones similares o con un Síndrome de Hellp más critico que el mío; por que después de buscar y leer como ratón de biblioteca acerca del síndrome, me di cuenta de lo mal que las cosas podrían haber salido, y comprendí que tanto mi hija como yo somos muy afortunadas de poder contar la historia.

Y si, realmente si me asusta la muerte, y si, si quiero hacerlo de nuevo, porque quiero una experiencia diferente, quiero un parto natural y quiero un posparto digno.

You may also like

5 comentarios

  1. Eres muy valiente ¡¡¡ yo tambien tuve help, incompleto y preclapsia severa, en mi semana 23, mi bebe no pudo vivir y estos meses han sido dificiles… yo tenía una duda, como quedó tu cuerpo luego del help, me refiero a los meses siguiente, yo he vuelto a tener dolores en mi higado, malestares leves pero me tienen asustada de si algo quedo mal en mi, no se las secuelas que pueda tener porque al parecer segun la doctora, nada malo me pasó, pero no lo se

    1. Hola Pati!
      Conozco el dolor de una pérdida, mucho ánimo. Mi cuerpo quedó muy bien sin problemas, sin embrago el primer mes después del síndrome estuve medicada y muy controlada. Me realizaron exámenes de orina y sangre muy seguido, hasta loa seis meses después del parto.
      Te abrazo muy muy fuerte desde Berlín.
      Saludos,
      Laura

    2. Hola Pati, muy valiente tu también.
      Lo siguientes días después de la cesárea mis niveles seguían altos en todos los sentidos, cuando bajaron pude salir de la clínica,
      sali medicada para controlar la presión, sin embargo a los dos días de salir presentaba mareos, veía todo negro y con chispas. Mi presión
      ya estaba muy baja, así que tuve que detener los medicamentos. Después de este inconveniente no tuve ninguno más, no presente dolores en el higado,
      ni dolores de cabeza. Mi vida a continuado normal y llena de vitalidad.
      Un enorme abrazo, eres una valiente más!

  2. Yo acabo de salir de lo mismo tenía 16 semanas y tuvieron que sacar a mi bebé estoy muy asustada por que después
    De 8 días sigo hinchada de los pies todos dicen es normal pero no me siento segura

    1. Hola Wen.
      Soy Laura, quisiera darte un abrazo en vivo.
      Yo seguí hinchada también por alrededor de 7 días, después empezó a pasar toda la hinchazón y quede demasiado
      delgada. Si no estas contenta con la respuesta de tu medico, busca otra opinión profesional.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *